Purificadores de aire para empresas

Después de unas cuantas olas, contagios, restricciones y vacunas, parece que la vida de muchos recupera su cauce. Han hecho falta dos años para volver a tener una vida social algo parecida a la que teníamos en 2019 y aunque el teletrabajo parece que en muchos casos ha llegado para quedarse, también se ha generalizado la vuelta a la oficina. La psicosis por encontrar mesa en la terraza de un restaurante se ha suavizado y si el frio aprieta ya no hay inconveniente en sentarse en un interior. Incluso se ha puesto fin a las cuarentenas en las escuelas que tantas tertulias han llegado a protagonizar.

Y es que esta generación ha vivido una crisis histórica en la que se han visto situaciones inimaginables hasta el momento, pero que como todas las crisis nos deja también aprendizajes para las generaciones futuras. Quizás nunca antes se le había dado tanta importancia a la calidad del aire que respiramos. El cambio climático o la contaminación en las ciudades ya estaban a la orden del día, pero hasta que llego la covid-19 poca importancia se le daba al hecho de poder respirar también un aire limpio en los interiores. Se daba por supuesto que el aire que respiramos en oficinas, colegios o restaurantes era un aire seguro. Y la pandemia nos ha enseñado que no siempre es así.

Una buena calidad del aire en interiores nos protege del coronavirus, sí. Es el termino de moda, pero un aire limpio y seguro es también un antídoto para combatir muchas otras micropartículas en suspensión, como polvo, todo tipo de virus y bacterias, alérgenos, hongos o polen. La virulencia de la covid-19 puede que pase, y de hecho ya está pasando, pero este y otros virus, las alergias, refriados e incluso los malos olores, se quedaran entre nosotros si no les podemos remedio.

Es en este contexto que la tecnología de Winix toma un especial protagonismo. Los purificadores de aire de Winix son capaces de eliminar del aire virus y bacterias con una efectividad prácticamente total gracias a su filtrado en cuatro etapas. Además de los filtros convencionales, los purificadores de aire de Winix disponen de un filtro HEPA H13 (High Efficiency Particle Arresting) capaz de eliminar las partículas (virus, bacterias, aerosoles, etc) tan pequeñas como 0,1 micras, algo totalmente imperceptible para la vista. Estas cifras suponen una capacidad de filtrado superior al mínimo exigido en Europa. En el caso de Winix, además, esto se complementa con una etapa de filtrado adicional a partir de la tecnología PlasmaWave, exclusiva de Winix y que permite a los purificadores de aire llegar allí donde no llegan los filtros HEPA, pese a su gran eficacia y efectividad.

El resultado es una calidad del aire total en interiores sin necesidad de tener que ventilar mecánicamente los espacios. Es por ello por lo que los purificadores de Winix garantizan ya un aire limpio y seguro en centenares de negocios, escuelas, restaurantes u hoteles. Los diferentes modelos de los purificadores de aire Winix Zero tienen ya un lugar de prestigio en todo tipo de empresas, que mantienen a raya cualquier partícula nociva para el organismo de sus trabajadores o clientes. Los purificadores de aire para escuelas también son ya una realidad en innumerables centros de Castilla-la Mancha, Extremadura, Comunitat Valenciana, Navarra, Madrid o Murcia.

Velar por una óptima calidad del aire en interiores y garantizar un aire limpio y seguro en todo tipo de negocios es más fácil con los purificadores de aire de Winix. La gama de producto de Winix Zero los hace compatibles con todo tipo de espacios, independientemente de sus dimensiones y necesidades.

Este sitio usa cookies para ofrecer sus servicios y analizar el tráfico.