Cambiar el filtro HEPA del purificador de aire

No se trata ni de cambiar la rueda del coche, ni de intentar montar un mueble entregado en mil pedazos. El mantenimiento de los purificadores de aire es mucho más sencillo que todo esto, al menos en el caso de Winix. De hecho, este es uno de los puntos fuertes de la marca en postventa, ya que garantiza la plena efectividad de los purificadores con apenas un cambio de filtros al año, y de manera muy sencilla.

De las cuatro etapas de filtrado de los purificadores de aire de Winix, tres se realizan confiltros de purificación de aire, que podríamos denominar convencionales. Un primer filtro captura las partículas más grandes y protege el resto de la maquinaria de polvo o pelos. Esta función de barrera provoca que dicho prefiltro se ensucie más que el resto y también más rápidamente, por lo que cabe estar pendiente y limpiarlo con cierta regularidad. La recomendación del fabricante es hacerlo cada quince días con una aspiradora, un cepillo o un trapo húmedo.

Tras este primer filtro, se encuentran otros dos, que ya no habrá que manipular hasta su sustitución. El primero es de carbón activo y es capaz de filtrar compuestos orgánicos volátiles de gases o líquidos y, además, es el encargado de eliminar también los malos olores. El último es un filtro de alta eficiencia HEPA H13, que elimina hasta el 99,97% de todas las partículas de polvo del aire, los virus y bacterias, alérgenos, hongos y el polen. El filtro HEPA H13 puede con toda partícula en suspensión de hasta 0,1 micras y, en su lugar, libera de nuevo aire limpio a la estancia.

Ambos, así como el prefiltro, tienen una vida útil aproximada de un año, aunque su durabilidad dependerá del uso y el volumen de impurezas contra las que el purificador de aire tenga que lidiar. A la práctica, el usuario no debe andar con cálculos, ya que todos los purificadores de aire de Winix están equipados con un indicador de sustitución de filtros que avisa de la obsolescencia de estos.

Y es que es muy importante saber cuándo cambiar el filtro del purificador de aire porque esta es, sin duda, la parte más importante del aparato. Los filtros son indispensables y para garantizar una buena calidad del aire en interiores será clave seguir las pautas de mantenimiento.

Llegado el momento de la substitución de los filtros, Winix comercializa juegos completos para reemplazar los filtros sucios. De nuevo será imprescindible mantener la limpieza del prefiltro de manera regular y seguir disfrutando de un aire limpio y libre de virus, bacterias, polvo y alérgenos hasta completar un nuevo ciclo.

Este sitio usa cookies para ofrecer sus servicios y analizar el tráfico.